• Experto en PYMES

Bendita ignorancia

¿Qué tan bendita puede ser la ignorancia?


Vas por la carretera rumbo a San Antonio, y a lo lejos alcanzas a ver un policía detenido, ¿Qué es lo primero que haces?

Por supuesto revisar a qué velocidad vas y si vas más rápido de lo permitido le bajas ¿O no?

Sigues tu camino y te das cuenta de que tienes un cuarto de tanque, ¿Qué haces?

Estoy seguro de que al menos te pones vivo para encontrar la próxima gasolinera, y en cuanto se te atraviese te saldrás para llenar el tanque de nuevo.

Después de cargar gasolina un foco en tu tablero y un sonidito llaman tu atención, traes una puerta abierta, te detienes, la cierras y sigues con tu viaje.

Lo que acabo de describir no tiene ninguna ciencia, no es nada del otro mundo, es una historia aburrida, y qué tal si...

Vas por la carretera ves un policía, te asomas a ver a qué velocidad vas y sorpresa, no tienes velocímetro, así que no sabes si vas lento o rápido, haces un estimado rápido y decides bajar la velocidad, por si acaso, el policía ve que vas muuuy lento y te detiene.

Continuas con tu viaje y ves pasar una gasolinera, cuando te acuerdas que hace mucho no le pones gasolina, y cuando decides voltear a ver cuánto tienes, también te acuerdas que no funciona la aguja de la gasolina, y aunque ya estas preocupada(o) ya es demasiado tarde, te quedas sin gasolina y tienes que llamar a la grúa.

Y ni pensar de lo que pudiera pasar si voy en carretera con una puerta medio abierta, y yo sin darme cuenta por que también ese foquito de mi tablero dejó de funcionar.

Ahora ya no fue una historia tan aburrida ¿Cierto?, es más, fue hasta estresante.

Esto es lo que hace un indicador, un pequeño foquito, numerito, aguja o sonido que me INDICA que algo está como está o como ha estado.

En mi experiencia, muchos dueños de negocio prefieren no saber cómo van.

Por alguna razón es más fácil vivir en la ignorancia.

Desde mi punto de vista, vivir en la ignorancia equivale a pararte a cada rato a ver físicamente si el tanque trae o no suficiente gasolina, en el mejor de los casos, o en el peor, caminar cada semana unos kilómetros con un garrafón hasta una gas para después ponerle al carro tirado.

En el caso de los negocios es que llegue el día en que hay que pagar la nómina y que no haya suficiente dinero, esto es la bendición de la ignorancia.

Vivir en la ignorancia ¡No es vivir! ¡Es trabajar de más!

Imagínate poder tener en tu computadora un tablero que te dijera cómo va tu negocio, cuánto se vendió ayer, con qué utilidad bruta, cómo vamos con respecto al plan del mes, cómo están tus inventarios, qué tanto dinero hay disponible en el banco, cómo van las cuentas por cobrar y las cuentas por pagar, en fin, todo lo que es importante para ti y en tiempo real.

¡Sería como manejar un auto sin necesidad de pararse a cada rato a ver si tiene o no gasolina!

O mejor aún, sería como irte a vivir a Bali y manejar tu negocio ¡Desde halla!



Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Ignorancia, no saber cómo va tu negocio, indicadores en el negocio, saber el status de tu negocio, la importancia de tener indicadores en tu negocio, saber cómo le va a tu negocio.

Entradas Recientes

Ver todo