• Victor Salgado

Como sacar dinero de tu empresa sin dejar de crecerlo.

Actualizado: jul 6

En el 2015, empecé a trabajar con un par de hermanos empresarios que tienen un negocio de renta de equipo industrial. En esas épocas, ganaban poco menos de 20 mil pesos cada uno.


El negocio era muy exitoso e iba creciendo a ritmos interesantes año con año y con una ocupación[JL1] mayor al 80%. Toda la utilidad que les entraba era reinvertida para comprar maquinaria y hacerlo crecer más. Hasta ahí, todo se escucha bien, sin embargo, en esa ecuación, los hermanos se olvidaron de apartar algo de esas ganancias para ellos mismos. ¿Qué ocurrió? Que hasta sus propias familias resintieron la situación.


Hoy ganan 250,000 pesos cada uno y su negocio continúa creciendo, el último año un 30%, y por supuesto sus familias son las más felices.


¿Cuál fue el truco?


Entre crecer su empresa o sacar dinero, el 90% de los empresarios optará por crecer el negocio.


Es común escuchar a algunos empresarios decir que no se debe de sacar un quinto del negocio, que todo se debe de reinvertir y volver a reinvertir. -Como si fuera una decisión binaria, o creces o sacas dinero-.


Pero ¿Y si se pudieran lograr las dos cosas?


Esto fue justamente lo que hicimos y no es otra cosa más que seguir una serie de reglas simples y sencillas.


La primera regla fue poner en orden todo el sistema administrativo y contable para entender cuánto dinero estaba generando realmente la compañía, contar con la información financiera correcta al centavo fue requisito para poder balancear el crecimiento (la compra de más equipos) con el “reparto de dividendos”.


Una vez que hicimos eso, usamos como estrategia el libro: "La ganancia es primero" de Mike Michalowicz.


¿Cómo obtenemos utilidades en nuestros negocios?

Tomemos un mes promedio, tenemos cierta cobranza durante el mes, de ahí realizamos pagos (proveedores, fijos, etc) y si al final sobra dinero entonces podríamos decidir darle algo a los accionistas, y si no sobra, pues no nos pagamos nada.


Esta manera de llevar el negocio, que además es la más común en TODO el mundo, tiene una gran desventaja: Siempre vamos a encontrar en qué gastarnos el dinero.


Piénsalo, cuando tu negocio tiene un trimestre, un año, o varios años muy buenos, cambias las camionetas, llevas los vehículos a reparar a la agencia, cambias las computadoras, contratas gente extra y despides gente sin mucho problema. Pero cuando el negocio tiene meses o años malos, entonces no cambiamos la camioneta, los servicios los hacemos en un taller, no cambiamos computadoras, a lo mejor les ponemos más memoria o compramos computadoras usadas, no contratas tan fácilmente y no te das permiso de despedir tan rápido.


El ejemplo que pone en el libro es ideal:


Cuando en tu casa tu pasta de dientes ya casi se acaba, te acuerdas que tienes que ir a comprar, pero al día siguiente se te olvida y por lo tanto ahora tienes un tubo de pasta de dientes casi vacío. De alguna manera logras sacarle la suficiente pasta para "sobrevivir" ese día, y haces la nota mental de que ahora sí TIENES que ir por pasta.

Al día siguiente la historia se repite, se te olvidó comprar pasta y ahora tienes menos, ayer pensabas que ya no había manera de que le sacaras más pasta al dichoso tubo, pero como no tienes otra opción, consigues sacarle un poco más y te lavas los dientes una vez más.


¿Qué crees que pasa al día siguiente?


De nuevo lo mismo, no pudiste ir a comprar más pasta y cuando llegas al baño solo te queda golpear el lavabo enojado porque se te volvió a olvidar, pero como tienes que lavarte los dientes, de nuevo haces tú mejor esfuerzo para sacarle más pasta al milagroso tubo.


Y así podrían transcurrir algunos días más, en el último intento tomarías un cuchillo, y abrirías la pasta como cardiólogo cirujano y le sacarías el relleno a como diera lugar.

Ahora bien, ¿Qué hubiera pasado si en tu cajón del baño tuvieras 3 tubos de pasta nuevos?


Hubieras tirado tu pasta casi vacía desde el día uno, una pasta que todavía te daba para varios días más hubiera terminado en el fondo del bote de basura en tu baño.

¿A qué voy con esto?

Cuando tenemos épocas buenas, encontramos maneras de gastarnos el dinero de una manera más holgada que cuando tenemos épocas malas; lo hacemos con la pasta de dientes, lo hacemos con la gasolina del carro (manejas más rápido con el tanque lleno que con el tanque medio vacío) y por supuesto, lo hacemos con el negocio.


El problema entonces no es que no haya dinero para darle a los dueños, el problema es que darle dinero a los dueños se vuelve nuestra última prioridad.


Lo que propone el autor y qué fue lo que hicimos con los hermanos "G", fue:


Cada mes tomaremos un 2% de TODO lo cobrado, y se lo daremos a los dueños, digamos que formalizamos una “comisión del 2%” para el dueño.


Conforme pasaron los meses y los años fuimos aumentando este porcentaje, hoy en día estamos sacándole el 14% de la cobranza mes a mes y el negocio sigue creciendo.


La receta se ve sencilla pero no es fácil, algunos puntos a considerar para que realmente funcione:

  1. La contabilidad y los estados financieros tienen que estar al 100%, en este caso nos tardamos al menos un año en lograrlo pues no tenían un sistema administrativo que nos diera lo que queríamos, así que tuvimos que implementar uno, y eso tarda mucho[JL3] . Mi recomendación es que busques un ERP, ZafiroSoft es una muy buena opción.

  2. El retiro de los recursos se tiene que dar en períodos no mayores a 30 días, al menos una vez al mes se tiene que sacar el dinero, de otra manera se pierde el hábito, (mi recomendación es que sea haga semanalmente)

  3. Empieza con un porcentaje pequeño, la intención de nuevo es formar un hábito, y una vez que inicias es recomendable no detenerse, tendrás meses o semanas en donde sientas que no deberías de sacar nada, pero esa es la intención, que te fuerces a no contar con ese dinero para el negocio y eso te obligue a mejorar el control de tus gastos. Si comienzas con un porcentaje pequeño no tendrás tanto problema, si empiezas con un porcentaje alto podrías tener una crisis real, y no te quedará opción más que detener tus comisiones y una vez que se detienen por primera vez no se vuelven a reiniciar.



Este es uno de los mejores libros que como coach empresarial te puedo recomendar, aquí un link para que lo compres en Amazon.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

La ganancia es primero, como tener dividendos, dividendos en pymes, pymes con dividendos, sacar dinero del negocio, empresarios pobres, empresarios sin dinero.

126 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo