• Experto en PYMES

El que quiera tienda, ¡que la atienda!

En más de una ocasión te ha tocado entrar a una tienda y ser tratado como el Príncipe de Asturias, “Cómo esta, muy buenas tardes, primera vez que nos visita ¿Cierto? le recomiendo la sección de novedades que esta al fondo, cualquier cosa que necesite estamos para servirle...” y en ese momento sabes que has sido atendido por la/el dueña(o).


Podría también asegurarte que la mayoría de las veces que te atiende el dueño, lo notas, te atiende de maravilla. ¿No es cierto?


Parecería que el dueño tiene una especial atención con sus clientes, parecería que los “entiende” y los procura como nadie más lo hace dentro del negocio.


¿Por qué?


¿Por qué parecería que la única persona que tiene la camiseta puesta es el dueño?


Y pensémoslo, el dicho, el que tenga tienda que la atienda tiene que ver con esto, tiene que ver con que nadie más atiende a la tienda como la atiende el dueño, pero ¿Por que?


¿Qué pasa con el resto del equipo? ¿Por qué ellos no se preocupan tanto por el negocio?, y olvidémonos de atenderlo como el dueño, sino de preocuparse porque los costos sean bajos y las ventas altas.


¿Será que no saben como?


¿Y si te dijera que esto ocurre aunque el equipo de empleados sean graduados o con maestría en administración?


Ellos de seguro que si saben como ¿No?


Y como quiera no atienden el negocio tan bien como lo hace el dueño, o al menos no con tanta dedicación, y este es el meollo del asunto. Porque entonces, podríamos decir que SOLO EL DUEÑO es capaz de cuidar al negocio, a los clientes, las ventas, los costos, y hasta a los empleados.


Y entonces, de la misma forma podríamos decir que el dueño esta condenado a estar al frente de su negocio, si es que quiere que haya dedicación.


Yo soy de la idea de que TODO el equipo es capaz de tener tal dedicación, la razón por la que el dueño la aplica y el equipo no, es obvia; Al dueño es al único que le interesa realmente.


No es cuestión de dedicación es cuestión de interés.


Puede ser interés por miedo:

Si el negocio quiebra al que le va peor es al dueño, así que pudiera tener miedo de quebrar y por eso esta interesado en salvarlo.


Si el negocio quiebra al empleado lo despiden y si bien, pudiera estar interesado en que eso no suceda, no es comparable perder un empleo con perderlo todo, el nivel de interés es diferente.


Puede ser interés por los resultados económicos


Cuando las cosas salen bien, y hay un buen mes, el dueño gana una buena cantidad de dinero.


En un buen mes, el empleado gana lo mismo que en uno malo. El interés por tener un buen mes o un excelente mes, es totalmente diferente entre el dueño y el empleado.


Cuando un dueño hace las cosas bien y, cuida que la gente se mueva y el cliente se vaya contento = Gana más dinero.


¿Qué le pasa al empleado cuando hace eso?


El empleado trabaja mas, y ¿Gana? LO MISMO.


¡Por lo tanto el interés es diferente!


Esto es algo natural, no es juicio, honestamente creo que así es la raza humana, creemos fielmente en los principios de conservación de energía, la nuestra.


Veámoslo desde otro punto de vista, pensemos en un negocio.


Tienes un negocio que con dos cosas que haga al día gana 20,000 pesos.


Tienes otro negocio que hace 20 cosas al día, y aún así gana 20,000 pesos.


Y además, aunque el negocio que hace 2 cosas, hiciera más cosas, el resultado sería igualito, ganaría solamente 20,000 pesos.


Y, si el segundo negocio hiciera sólo 2 cosas, también ganaría 20,000 pesos.


Estos dos negocios ganan 20,000 pesos, sin importar si hacen 20 o 2 cosas al día.


Honestamente, tu como mujer/hombre de negocios, ¿Cuántas cosas al día harías, si tuvieras cualquiera de estos dos negocios?


¡¡Pues 2!!

(Y aquel que me diga que no, que haría más por que esta pensando en el largo plazo esta haciendo otro ejercicio.)


Estos dos negocios son tus empleados, este es su punto de vista, y por lo visto, el tuyo también si tu estuvieras en sus zapatos.


Viéndolo así, pues queda claro que el que tenga tienda que la atienda, PORQUE NADIE LA VA A ATENDER COMO EL, y la razón es sencilla, nadie tendrá más interés en ello pues nadie gana o pierde tanto como el dueño, el empleado ganará lo mismo se atienda bien o se atienda más o menos.

Y pensándolo bien yo cambiaría el dicho a:


El que tenga tienda, más vale que tenga premios, bonos y consecuencias, y si no, que la atienda.

PD hay otra manera de generar interés en el equipo, cuando el negocio cumple una función más allá del dinero, algo tan grande y fuerte que hace a la gente trascender tan sólo al trabajar en ese negocio, es así como existen voluntarios en las asociaciones civiles. Pero este será tema de otro artículo.



Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Empleados interesados, atención al cliente, el que quiera tienda que la atienda, empleados comprometidos, tener la camiseta puesta, comisiones, incentivos a los empleados, bonos a los empleados.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo