Buscar
  • Experto en PYMES

El secreto para lograr grandes resultados en este 2020... ¡sólo pídeselos a tu mesero!

Imagínate que llegas a un restaurante y le pides al mesero  unos canelones rellenos de alcachofas y jamón serrano, pero pasan 10 minutos y le dices, "Mejor no, cambié de opinión, mejor tráeme una hamburguesa Angus 3/4 con doble queso", pasan otros 10 minutos y le dices "Mejor no, ya se tardó mucho, mejor tráeme unas enchiladas suizas especiales" , pasan otros 10 minutos y le dices "¿Sabes que? Como ya traigo mucha hambre mejor tráeme unas tortillas y salsa pero YA".


¿Te sirvió de algo haber pedido los canelones al principio?


Esto nos pasa en los negocios comúnmente, al principio de año queremos algo, pasa el tiempo y nos enfocamos en otra cosa, pasa más tiempo y mejor nos enfocamos en otra cosa o problema, dependiendo, de cómo vaya la situación para que al final nos conformemos con cualquier cosa que nos quite el hambre (una tortilla con salsa).


Pero pudiera ser peor, imagínate no tener claro ni al principio del año que es lo que queremos lograr, sería como llegar a un restaurante y decirle al mesero, "tráigame lo que sea", ¿Crees que te gustará lo que te vaya a traer?


Te voy a explicar a qué me refiero.


El RAS, o Sistema de Activación Reticular (Reticular Activation System), es el encargado de decidir que información es importante y qué información no es importante, y por lo tanto merece permanecer en el inconsciente y no en el consiente.


Veámoslo de esta manera:


Imagina al RAS como un mesero que tiene a su disposición tooooda la comida del mundo, pero no te la puede dar toda de un jalón por que no cabría en ningún lado, además te indigestarías, así que lo que hace el mesero, es escuchar atentamente tus deseos y traerte sólo lo que te ha escuchado desear.


En términos reales, el RAS recibe toooda la información que estamos recibiendo de manera inconsciente y la filtra para darte SÓLO lo que tu quieres.


Lo interesante es que tu RAS no tiene razón propia, necesita saber qué es lo que quieres para después presentártelo.


¡Tu RAS trabaja para ti! y entiende qué es lo que quieres por que constantemente está analizando todo aquello en lo que estas pensando.


Así, si eres un fanático de las motos, y estas comiendo al aire libre probablemente escuches una moto a lo lejos y llame tu atención, si volteas a tu alrededor verás que a nadie más le importa el sonido de esa Ducati o Harley.


¿Significa que nadie la escucho? No, todos la escucharon, pero no todos se dieron cuenta de que la escucharon, tu sí por que para tí era "importante".


Ahí radica el poder del RAS, te mantiene enfocado como por arte de magia.


Tiene otra gran ventaja, el RAS es re-programable, puedes re-enfocarlo y decirle, ahora lo que más me interesa son los aviones, y el RAS se enfocará en encontrar toda la información a tu alrededor que tenga que ver con aviones.


¡Esta época es fantástica para re-programar el RAS en lo que sí queremos!


Si yo tengo perfectamente definido qué es lo que quiero alcanzar con mi negocio, podré conseguir información y observar mil oportunidades de cómo obtenerlo. En lugar de que se me escapen.


Esta capacidad de re-programarse es grandiosa, pero es también un arma de doble filo.


¿Qué pasa cuando estamos constantemente enfocados en lo que no queremos, en preocupaciones, en cómo lograr pagar la raya de este mes, quincena o semana?


Al RAS no le importa si es algo bueno o malo, siempre y cuando sea algo que te interesa, así, si nos pasamos el día, la semana, el mes y el año enfocados en los problemas,


El RAS te ofrecerá oportunidades para encontrar...


Exacto, más PROBLEMAS.


Mi consejo es: Concéntrate en eso que quieres lograr, y mantenlo frente a ti todo el año. ACTIVA TU RAS EN LO QUE QUIERES, deja de darle tanta importancia a lo que no quieres.


¿Recuerdas el 31 de diciembre del 2018? ¿Qué fue lo que querías lograr en el 2019? Si recuerdas el 100% de las cosas que querías lograr, ¡felicidades! Estoy seguro de que lograste lo que te propusiste, o al menos estas mucho mas cerca de lograrlas, pero podría jurar que no recuerdas con claridad el 100% de lo que querías lograr este año que pasó, y por lo tanto, no lo conseguiste.


IMAGÍNATE ¿CÓMO SERÍA TU VIDA HOY SI SÍ HUBIERAS CONSEGUIDO TODO LO QUE TE PROPUSISTE ESE 31 DE DICIEMBRE?


Mañana te compartiré, un modelo sencillo para que mantengas a tu RAS enfocado en lo que quieres todo este año, y entenderás la diferencia entre un bonito deseo y una verdadera META y ¡Así puedas mantener a tu mesero enfocado en lo que SI QUIERES!




0 vistas
  • w-facebook
  • Twitter Clean

© 2008 CONSULTORA DE NEGOCIOS. Hecho con  Wix.com