• Experto en PYMES

Herederos de tu negocio

¿Le enseñas a andar en la bicicleta empresarial... o lo mantienes con las rueditas de empleado de confianza?


Creo que la mayoría de los padres de familia sueñan con que sus hijos se encarguen del negocio algún día.


Este artículo va dedicado a esos padres y madres de familia, empresarias(os) que desean que sus hijos continúen en el negocio.


Lo primero que tengo que decirte es: cuidado, puede que tu hija(o) no quiera y te explicaré las posibles razones por las que no quiere trabajar en el negocio familiar, en otro artículo..


Hoy quiero hablar de cuando tu hija(o) ya dijo que sí, y ya esta trabajando en el negocio.


Aquí hay dos posibilidades, tu hijo trabaja contigo, o trabaja para ti.


Los dos escenarios son agua y aceite y sobre eso quiero hablarte el día de hoy.


Como hijo de padre empresario y como testigo de muchas relaciones padre-hijo te puedo decir que no hay hijo que prefiera trabajar para ti, que trabajar contigo, es decir, 100 a 1 que si a tu hijo le preguntas ¿Qué prefieres? ¿Trabajar para mi? ¿O trabajar conmigo? el te contestará ¡CONTIGO!


La diferencia, aunque sutil es sumamente poderosa, trabajar contigo es trabajar hombro con hombro, es poder cumplir el sueño que tenemos desde niños, ya soy como mi papa.


Trabajar para ti es repetir lo que se ha repetido toda la vida, tú eres el jefe, yo soy el que tiene que hacer caso, y no veo deseable tener una relación así en mi vida adulta, sin embargo y aunque pueda existir algún hijo que diga no importa, no esta tan mal, estoy seguro que todos preferirían trabajar contigo en lugar de para ti.


Permíteme ser mas claro.


Una de las razones por las cuales tu decidiste poner un negocio fue probablemente que no querías tener un jefe, un patrón, y eso hizo que tomaras riesgos, trabajaras duro hasta que las cosas salieran como querías que salieran.


Trabajar con alguien es como trabajar con un socio, hay una cooperación mutua, ambos ven valor en trabajar juntos ambos están interesados en un objetivo común, ambos toman decisiones que implican riesgos para ambos, y por lo tanto ambos tienen cierto nivel de confianza en su socio.


¿Entiendes cómo trabajar con alguien es algo mucho más deseable que trabajar para alguien?


Lo interesante viene a continuación, la mayoría de los papas dirán, ¡Por supuesto Víctor! Tienes razón, y que bueno que yo soy de los que tienen a su hijo trabajando conmigo y ¡No para mi! Y además se lo he repetido mil veces, ¡Este negocio es TUYO!


FALSO.


Al menos en la mayoría de los casos que me ha tocado observar la situación es totalmente diferente, el hijo se siente atrapado, como encarcelado, casi casi como si tuviera 8 años y esta recibiendo su domingo por hacer las cosas bien, o en otras palabras, recibe su domingo por hacerle caso a sus padres al pie de la letra, si no, no lo recibe.


¿De qué hablas Víctor? Mi hijo es dueño, y tiene un sueldo no un domingo.


  • ¿Tu hijo recibe utilidades del negocio mensualmente?

  • ¿En el acta constitutiva esta tu hijo con un porcentaje mayor al 5%?

  • ¿El negocio es realmente de él? ¿O esta ahí para que pueda ser una SA de mentiras?


Estoy seguro que tu hijo ha llegado N cantidad de veces a proponerte un proyecto, una manera diferente de hacer las cosas y se ha topado con pared.


"Oye papá cómo ves si hacemos un estudio de mercado para ver en donde podríamos vender el producto un poco más caro, o qué promociones podríamos hacer para atraer a más clientes".


Si tu respuesta es un "No" o un "Si PERO", lo topaste con pared.


A un socio, probablemente lo cuestiones, pero terminas llegando a una especie de negociación, al final de cuentas es tu socio, y ¡Su opinión vale!


Con tu hijo, probablemente no suceda así, y la razón es simple, tu hijo no es tu socio, es tu hijo, y el negocio es TUYO, tu lo echaste a andar, ¿Por qué pondrías en riesgo algo que te costo tanto iniciar y mantener?


El conflicto es sumamente difícil, y no te puedo decir que dejes que tu hijo tome decisiones al vapor, sería sumamente irresponsable de mi parte.


Lo que te sugiero es que lo empieces a ver como socio y no como hijo, entrénalo para ser empresario y no para ser tu empleado de confianza.


Mi recomendación más repetida con estos casos es: dale un porcentaje del negocio, que ella (el) entienda las consecuencias globales en el negocio de contratar a otro vendedor a quien nadie le da seguimiento, de hacer publicidad que no funcione, de poner una pagina de Internet de 50,000 pesos.


Y quítale su domingo, no más salidas temprano, no más vacaciones pagadas, no más seguro de gastos médicos pagado por la empresa, no más auto nuevo a nombre del negocio.


Y cuando quiera realizar un proyecto hazlo totalmente responsable del mismo, si falla, que él se encargue de limpiar y de corregir lo que falle, deja de decir sí pero y empieza a decir, SI Y.


¿Recuerdas cuándo lo enseñaste a andar en bicicleta y le quitaste las rueditas y se dio un trancazo?


Sabias que se iba a dar ese golpe y sabías que era necesario que se lo diera.


Es igual.


Te puedo asegurar que muchos hijos con los que he conversado preferirían trabajar en otro lado porque han llegado a entender que el negocio familiar es todo MENOS DE ELLOS, y con la misma entienden que trabajan para ti.


Esos hijos están sumamente frustrados y su problema ya no es encontrarle el sabor al negocio, sino encontrar otro lugar para trabajar, en otras palabras: PREFERIRÍAN TRABAJAR PARA ALGUIEN MÁS QUE TRABAJAR PARA TÍ.


Si para ti como para la mayoría de los dueños de negocio tu sueño es que tus hijos mantengan el negocio y lo hereden, te recomiendo que al menos empieces a ver si para ellos el negocio es suyo, o simplemente trabajan para ti.



Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,


Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Heredar el negocio a los hijos, trabajar con los hijos, tener a los hijos de empleados, hijos que aprenden el negocio de los padres, trabajar en el negocio familiar.

 

Formulario de suscripción

Calz. del Valle Alberto Santos 255, Del Valle, 66220 Monterrey, N.L., Mexico

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • LinkedIn

©2020 por Experto En Pymes