• Experto en PYMES

Metas SMART

Anteriormente hemos visto que tener las metas por escrito nos permitía tener al RAS en mejores condiciones de encontrar oportunidades donde nunca antes las habíamos visto, ¿recuerdas?

Ahora te daré una guía para escribirlas de una mejor manera, una guía que te permitirá enfocarte realmente en lo que importa y que puedas utilizar todo tu potencial para alcanzarlas. Le llamamos hacer las metas SMART.

Smart es el acrónimo por sus siglas en ingles de 5 palabras, eSpecífico, Medible, Alcanzable, orientado al Resultado, Tiempo (escala de tiempo).

Primero haremos una tabla de varios renglones (tantos como metas tengas), y 6 columnas.

En la primer columna pon tus metas, las siguientes columnas te servirán para hacer estas metas SMART.

El titulo de la primer columna será eSpecífico.

Y significa que tu meta tiene que ser lo más específica posible, normalmente me encuentro con metas como, quiero aumentar mis ventas, o quiero que el negocio crezca, el problema con escribir las metas así es que no podemos saber cuándo se está cumpliendo o no, puede ser que tu deseo se esté haciendo realidad desde algún punto de vista, y no del que tu esperabas. Por ejemplo qué pasaría si como meta dices, quiero bajar de peso, ¿Sabes que pasará? Para tu mente será algo muy sencillo de lograr, simplemente pésate en la noche y luego en la mañana y verás que ya has bajado de peso (al menos por gramos, pero al fin y al cabo bajaste) por lo tanto tu RAS podrá poner esa meta en el sector de "metas cumplidas".

La mente no entiende de suposiciones es como un niño de 4 años, imagínate la película de "Al Diablo con el diablo" y entenderás a que me refiero, tu quieres que tu meta sea tan específica como sea posible para que entonces tu mente se enfoque en lo mismo que tu estas queriendo.

El título de la segunda columna será "Medible".

Esto es simplemente para hacerlo tangible, en varias ocasiones se nos antoja poner como metas, mejorare el ambiente de trabajo en el negocio, daré un mejor servicio a mis clientes, o mi vida familiar será más feliz. Estos enunciados no tienen nada de malo excepto que no hay manera de medirlos y por lo tanto representan el mismo problema que teníamos cuando algo no era específico, los atributos cualitativos son complicados de medir así que te recomiendo que te enfoques en algo concreto, por ejemplo: Llevaré a mis empleados a cenar una vez al mes, reduciré el tiempo de servicio a 24 horas con todos mis clientes nacionales, ó tendré una noche familiar a la semana en donde me llevaré a todos a algún lugar diferente cada semana.

En la tercer columna el título dirá "Alcanzable"

Que una meta sea o no alcanzable no es cuestión de que tan mediocre o increíble sea la meta en sí. Es más no tiene que ver con la meta, ¡tiene que ver contigo!

¿¡Qué tan comprometida(o) estas en alcanzar esa meta!? El nivel de compromiso es el que define si algo se logrará o no, esto permite entender que tantos costos estas dispuesta(o) a pagar para lograr esa meta.

Imagina que alguien que nunca ha tenido dinero te dice, "voy a conseguir un millón de dólares para la siguiente semana", ¿le creerías? Estoy absolutamente seguro de que no le creerías, es más Yo no lo creería, pero si me dice "voy a conseguir un millón de dólares para la siguiente semana por que sin ese dinero no puedo pagarle una operación urgente a mi hijo" la cosa cambia, ahí yo estaría convencido de que esa persona lo conseguirá.

¿Ves como no es la meta, sino el nivel de compromiso lo que medimos aquí?

Si tu meta no es alcanzable para ti, es decir, no estás dispuesto a sacrificar demasiado para alcanzarla, está bien, lo que no está bien es venderte el cuento de que lo vas a hacer cuando desde el principio sabes que no.

"Resultados" es el título de la 4ta columna.

Esta es mi favorita, en más de una ocasión alguien se ha acercado conmigo a decirme "Víctor ayúdame a conseguir un crédito". En su cabeza está claro que consiguiendo un crédito los problemas se acabarán, lo interesante viene cuando les digo: "¡Claro! Pero sólo por curiosidad, ¿Para qué quieres el crédito?", y empiezan a platicarme sobre sus planes de crecimiento, de cómo, con una máquina que piensan comprar van a poder olvidarse de todos sus problemas y el negocio crecerá.

Probablemente sea cierto, pero lo interesante es la siguiente pregunta, "Y ¿Para qué quieres crecer?" Su cara se convierte en signo de interrogación y les toma de 10 a 30 minutos entender la pregunta y otros tantos averiguar la respuesta.

Orientarte al resultado no es otra cosa que ponerte a pensar en él para que de las cosas.

¡No hay pregunta más importante en los negocios! ¿Para qué quiero aumentar el nivel de servicio?, ¿Para que quiero una página de internet?, ¿Para qué me quiero certificar en ISO 9000? ¿PARA QUE?, no estoy diciendo que tus planes estén equivocados, lo que estoy diciendo es que si no tienes claro él ¿para qué?, suceden un par de cosas.

Primero, te enfocas en la estrategia, en el camino, en lugar de enfocarte en el resultado que quieres lograr, es como decir, vámonos de vacaciones ya tengo el auto afinado, un mapa y provisiones, y nos arrancamos sin tener claro a donde queremos ir. Y vamos enfocados en manejar bien, en que no le falte nada al auto o que haya suficiente comida, sin siquiera pensar a donde queremos llegar, ¿Te puedes imaginar hacer un viaje así?

Segundo, dejas de ver otras oportunidades para lograr el mismo objetivo por estar tan ensimismado en el camino que escogiste, esto es la famosa "ceguera de taller", como no tengo claro que lo que quiero lograr, creo que con mejorar el nivel de servicio hacia mis clientes lograré mas ventas porque ellos regresan más seguido, pero puedo estar dejando ir oportunidades en áreas como: marketing, capacitación a mis vendedores, o relaciones publicas que probablemente me den el mismo resultado, y ¡En menor tiempo! ¡AUMENTAR LAS VENTAS!

Por último el título de la última columna será "Tiempo".

Esto tiene que ver también con hacer la meta específica, en otra dimensión.

¿Hasta qué fecha te vas a dar para lograrla?

Estoy seguro de que si te pregunto: ¿Cuántos viajes has querido hacer toda tu vida y has postergado?, ¿Cuántas veces has querido meterte a clases de algún idioma o algún tema en particular y todavía no lo has hecho?, ¿Cuántas veces has pensado en tocar algún instrumento y no lo has hecho?, la respuesta, sin temor a equivocarme, sería más de 5.

Lo chistoso es que ¡Tú estás seguro de que algún día lo lograrás¡ !algún día lo harás¡ ¡PERO LLEVAS ASÍ AÑOS! ¿CUÁNDO VA A SER ESE DÍA?

Al colocar una fecha límite le das a tu cabeza y a tu RAS un sentido de urgencia, y evitas tener la excusa de "algún día lo haré".

Entonces:

Primer, columna, harás tu meta específica.

Segunda, te pondrás a pensar si es o no medible, si no lo es hay que volverla a escribir para que lo sea.

Tercer, columna un simple SI/No bastará, si para una meta en la cual estas totalmente comprometida(o), y un No para la que tengas dudas.

Cuarta, escribe el resultado esperado, y cambia tu meta por ese resultado, mejor enfócate en lo que quieres, en lugar de enfocarte en el "cómo" lo lograrás.

Quinta, fecha de caducidad, para cuando habrás logrado esa meta.


Haz tu tabla de metas SMART y comienza a definir tu propio futuro en lugar de esperar a que suceda.

Sé que este fue un boletín extremadamente largo en comparación de los anteriores, pero consideré que era muy valioso darte toda la información al respecto.



Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Lograr metas, escribir tus metas, cumplir tus metas, lograr tus propósitos, cumplir tus objetivos, RAS, objetivos Samart, metas SMART, metas, propósitos, escribe lo que quieres logar, visualizar, éxito.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo