• Experto en PYMES

Presión positiva

Si eres como la mayoría de las personas, seguramente no estás conforme con lo que tienes, con lo que ganas, con lo que logras, ¿Cierto?.

Si sí estuvieras conforme, serías un "conformista", y seguramente tu no eres una(o).

El día de hoy platicaremos sobre uno de los más grandes secretos de porqué la gente no logra todo eso que, dice, le gustaría lograr.

No estamos lo suficientemente incómodos.

Permíteme explicártelo con una pequeña historia:

En un pueblo había una viejita que todas las tardes se sentaba en su mecedora afuera de su casa a ver como se ponía la tarde.

Su perro fiel siempre la acompañaba y como cosa curiosa algunos días, el perro aullaba a cada ratito.

Un día un viajero vio eso y se acerco para ver por qué el perro aullaba.

Lo que vio lo dejo perplejo, el perro tenía su colita en la parte de atrás de la mecedora, de tal forma que cuando la viejita se inclinaba hacia atrás, la silla aplastaba un poco de la colita.

El viajero le preguntó a la señora, ¿Cómo es posible que su perro no se mueva, y quite la colita del camino?

La viejita, muy sabiamente contestó: "Es que le duele lo suficiente como para aullar, pero no tanto como para moverse."

Es probable que estemos en la misma posición que el perrito, nos duele lo suficiente para quejarnos, pero no tanto como para movernos.

¿Cómo saber si estoy como el perrito?

Haz el siguiente ejercicio: recuerda el año pasado, por estas fechas, si ahora ganas más o menos lo mismo, ó sigues con la idea de un proyecto que algún día vas a iniciar, pero aún no lo haces, entonces mi amiga(o), y estas inconforme, entonces eres como el perrito, te duele lo suficiente como para quejarte, pero no como para moverte.

¿Sabes qué nos hace falta?

¿Has escuchado que un bebé llega con una torta bajo el brazo?

En nuestra cultura se refiere a que un recién nacido trae cierta fortuna a los padres que lo acaban de tener.

Creo que es de alguna manera cierto, por ejemplo, de ser una pareja que ganaba digamos 20,000 pesos mensuales, al año siguiente las probabilidades de que ganen el doble son altísimas.

¿Será entonces cierto que el niño llega con cierta fortuna?

No lo creo así.

Lo que creo es que los gastos de la familia se incrementan muchísimo y por esa razón los padres empiezan a buscar otras opciones para conseguir el dinero.

Esto es a lo que yo llamo PRESIÓN POSITIVA.

Y eso es lo que nos hace falta la mayoría de las veces.

Esta presión es la que hace que sea más fácil moverse que quedarse quieto, en esa zona de confort en la que probablemente te encuentras.

Además esa misma presión hace que el padre primerizo haga cosas diferentes, se levante más temprano, le pierda el miedo a hablar con gente extraña para venderle un seguro, y lo vende.

Es entonces cuando se da cuenta de sus verdaderas capacidades, de que es posible ganar más y más dinero, cosa que a lo mejor cuando era soltero, veía como imposible.

El ejemplo del recién nacido es un ejemplo fantástico de cómo la presión hace que el camino más fácil sea uno que antes parecía difícil.

Antes hablar con gente desconocida para venderle un seguro, por ejemplo, era sumamente complicado, ¡Que flojera! Además, ¿Para qué? Si así estoy bien, no me hace falta gran cosa.

Ahora que tiene un hijo, ¿Qué otra opción tiene?, ¿No comprarle pañales, no comprarle la formula que va a hacer que tenga menos cólicos y crezca fuerte y sano? Esas no son opciones, así que sólo quedan las opciones que nos hacen ganar más dinero, y por eso AHORA son más fáciles, que la alternativa.

Es más fácil conseguir más dinero, que permitir que tu hijo se quede con hambre, es más fácil conseguir más dinero, que darle una educación que no le de las mismas oportunidades, que el resto de los niños.

Compara la vida de soltero vs. la vida de padre, de cualquier persona, y verás algo sobresaliente; de soltero, esa persona, la que sea, estaba mucho más cómoda que cuando tuvo su primer hijo, la vida de soltero era mucho más sencilla y fácil.

En esa etapa de soltería, alguien con un negocio tiene menos necesidad de buscar clientes nuevos, de conseguir mejores proveedores, de contratar a más personas, de hacer más publicidad, menos al menos que cuando tuvo su primer hijo.

Y el hijo es tan sólo un ejemplo, que puede ser sustituido (hablando de presión positiva) por un gasto médico, por un pago mensual, por un Coach, por una esposa, por una sobrina.

El punto es el siguiente, si no estas consiguiendo lo que quieres y no estas a gusto, es probable que lo que te hace falta es tan sólo un poco más de presión.

No te voy a pedir que tengas un hijo, creo que sería estúpido traer una vida al mundo tan sólo para tener presión, pero ¿Por qué no aventarse ese reto de comprar ese carro, de estudiar esa maestría, de comprar esa casa? Estoy seguro de que metiéndole esa presión a tu vida, podrás darte cuenta de que eres capaz de cosas que jamás hubieras creído posibles.



Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Propósitos, logros, inconformidad, movernos si estamos inconformes, ser conformistas, presión positiva, salir de la zona de confort, lograr lo que nos proponemos, salir adelante, crecer bajo presión.

Entradas Recientes

Ver todo