• Experto en PYMES

¿Sabes cuántas oportunidades tienes en la vida?

¿Sólo una?


Imagínate que estás en un equipo de fútbol, llegaron a la final, es el partido más importante en la vida del equipo, en el último minuto con el marcador 1-1 el equipo contrario comete una falta en su área, el árbitro marca penalti.

Alguien tiene que tirarlo, y el equipo te anima para que seas tu.


¿Lo tirarías?

Por un lado, si decides tirarlo y anotas serías el héroe del equipo y te llevarían cargando en hombros hasta tu casa, como mínimo.

Pero por otro...

Si lo fallas, serías el villano del partido y consideras que la gente nunca te lo perdonaría.

Te detienes a pensarlo y encuentras que esta decisión fácilmente podría ser la decisión más importante de tu vida. Sin embargo no te sientes preparado y decides que alguien más lo haga.

Al fin si lo mete o lo falla como quiera no estarías en los reflectores y no pasaría nada.

Lo mismo pasa a veces en los negocios, puedes tener un producto o un servicio que fácilmente podría ser vendido en Walmart, o en Home Depot, o un servicio que podría ser muy útil para las familias más influyentes de tu ciudad, o inclusive tienes algo que podría ser exportado a Estados Unidos o por que no a China.

Y al mismo tiempo sientes o crees que no estas del todo preparada(o) y decides mejor esperarte a llamar, a hacer la visita, a mandar el correo, por que NO ESTAS PREPARADO.

¡Patrañas!, lo que he visto en mi experiencia, es que no es la falta de preparación lo que nos detiene a hacer esa llamada, es la falsa ilusión de que ESA ES NUESTRA ÚNICA OPORTUNIDAD Y MAS VALE QUE LO HAGAMOS MUY BIEN.

Es tú única oportunidad de venderle a Walmart, así que más vale que me acerque cuando tenga unos estándares de calidad y una capacidad instalada gigantesca, es mi única oportunidad de dar el servicio de asesoría a Lorenzo Zambrano, así que debo de estar súper preparado para no regarla, es mi única oportunidad de venderle este cliente en china así que más vale que este muy bien preparado.

Eso no es del todo cierto, es más podría hasta decir que es totalmente falso, no existe tal cosa como una única oportunidad, ¡Es mentira!

Supongamos que efectivamente no estas preparado y como quiera haces la llamada, o haces la visita, o mandas el correo...

¿Realmente crees que si te contestan fue por la grandiosa preparación en tu correo? O mejor aún ¿Si no te contestan significa que nunca más te contestarán?

Piénsalo, ponte tu en sus zapatos, estoy seguro que alguien más llegó contigo pensando en que tu eras el mejor de los mejores y aún así decidió tocar tu puerta y ofrecerte algo, digamos lavar el carro, o unos limpia parabrisas, o una tarjeta de crédito.

Cuántas veces les has dicho tú a los de las tarjetas de crédito, ¡Por favor ya no me hablen!, Y sin embargo estoy seguro que tienes una tarjeta de crédito reciente, de no más de 5 años para acá.

¿Realmente le cerraste la puerta a ese "vendedor"?

Creo honestamente que gran parte de nuestros miedos para hacer esa gran llamada surgen de la idea de que SÓLO TENEMOS UNA OPORTUNIDAD.

Mi intención es que dejes de tener miedo de hacer las cosas por temor a regarla y "quemar el cartucho".

  • TIENES UN MONTON DE CARTUCHOS, Y

  • ENTRE MÁS APRENDAS TENDRÁS MAS CARTUCHOS, Y

  • ENTRE MÁS EXPERIENCIA TENDRÁS MÁS APRENDIZAJES Y

  • ENTRE MÁS TROPEZONES TENDRÁS MÁS EXPERIENCIA

Ojo: Dejar de creer que existe sólo una oportunidad es diferente a haz las cosas al ahí se va.

Es increíble la cantidad de gente que decide no seguir sus sueños, poner un negocio, hablar con un prospecto importante, iniciar un proyecto, cambiarse de trabajo, ¡buscar pareja! porque "NO ES EL MOMENTO".

Deja te digo un secreto, ¡NUNCA SERÁ EL MOMENTO!

Eso es una ilusión, jamás estarás lo suficientemente bien preparado para esa primer cita, esa primer llamada, es imposible que sepas a la perfección que es lo que podría querer ese prospecto a menos de que ¡SE LO PREGUNTEMOS!

Y ¿Qué crees? Para hacerlo, ¡hay que aventarse!

Quiero compartirte un extracto de Wikipedia:

Bill Gates, fundador y CEO de Microsoft

En 1980, se reunió con representantes de IBM en Seattle. Consiguió venderles el sistema operativo MS-DOS, aunque él aún no lo tenía y luego lo compró a muy bajo precio a un joven programador.

IBM necesitaba ese sistema operativo para competir con Apple, razón por la cual la negociación era flexible.

Microsoft quiso los derechos de licencia, mantenimiento, e incluso la facultad de vender el DOS a otras compañías.

IBM aceptó, considerando que lo que produciría dividendos sería el hardware y no el software.

Unos días después, Microsoft compró los derechos de autor del QDOS a Tim Paterson, que trabajaba para la Seattle Computer Products, por 50.000 dólares, que vendió a IBM como MS-DOS (Microsoft DOS).

Si Bill Gates nació en 1965 para 1980 el caballero tenía nada menos y nada más que 25 años.

Y se sentó en una mesa a negociar la venta de un producto que él no tenía!

¿Qué hubiera pasado si hubiera decidido esperarse a estar preparado?

¿Cuántos proyectos gigantescos has decidido rechazar por no sentirte preparada(o), o más bien, por sentir que si la riegas nunca más tendrás esa oportunidad?




Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Oportunidades de negocio, hacer las cosas ya, no dejar ir oportunidades, aprovechar las oportunidades, oportunidades en tu negocio, oportunidades únicas.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo