• Experto en PYMES

Tus empleados ¿Te quitan o te dan problemas?

Si sólo te dan es porque los dejas...


Cuando contratamos empleados es para tener más tiempo para hacer más cosas, ¿Te imaginas contratar empleados para tener más problemas?

Llega un punto en la vida de cada empresario en donde algo así ocurre:

Juan Carlos es el dueño de una distribuidora de alimentos lácteos y su día pasa más o menos así:

A las 8:00 de la mañana llega al negocio en donde ya varios de sus empleados se encuentran cargando los camioncitos para ir a surtir las tiendas de conveniencia de la zona.

El revisa rápidamente los inventarios y se mete a su oficina para continuar con un proyecto de publicidad que cree, le dará un incremento del 30% en ventas.

Cuando apenas lleva 15 minutos dentro de su oficina llega un vendedor: “Lic. la Sra. Medina quiere un aumento en su crédito ¿Qué hacemos?”.

Apenas resuelve el asunto de la Sra. Medina cuando llega el encargado de compras: “Lic. se nos acabo el Queso Chihuahua de 500 gr. y los repartidores dicen que no tiene caso salir a la ruta si no tienen ese queso”, entonces Juan Carlos sale al patio a hablar con los repartidores y enseguida con el proveedor para pedir más queso, urgentemente.

Regresa a su oficina, y cuando apenas pasan 5 minutos llega la secretaria: “Lic. me esta hablando el banco, que tenemos un cheque rebotado y nos van a cobrar 500 pesos por él”.

Para cuando se da cuenta ya es la 1 de la tarde y no ha hecho nada del proyecto que tenía que hacer.

Y la tarde no pinta nada mejor, ¡Los problemas nunca terminan!

En lugar de que los empleados trabajen para el dueño, ¡Parecería que el dueño trabaja para los empleados solucionándoles sus problemas!.

Desde mi punto de vista existe el siguiente conflicto:

  • Por un lado si el dueño no resuelve los problemas, existe la posibilidad de que los empleados cometan errores y eso es malo para el negocio.

  • Por otro lado si el dueño los resuelve el dueño no tiene tiempo para dedicarse al trabajo estratégico, es decir las cosas importantes, y eso es malo para el negocio.


Creo que sería más fácil delegar esos problemas a los empleados si tan sólo tuviéramos la confianza de que saben cómo hacer las cosas “bien”.

Mi percepción es que los empleados no saben resolver problemas “bien” por falta de práctica.

Y cómo la tendrían si cada vez que tienen uno, el problema lo resuelve el dueño y no ellos.

No olvidemos que en ocasiones anteriores cuando un empleado ha resuelto algo por iniciativa propia y la riega, el regaño es tan fuerte que se le quitan todas las ganas de resolver problemas.

Entonces ¿Cómo le hacemos para que puedan tener práctica?

En una ocasión un cliente compartió una solución que me pareció fantástica.

El le cerró la puerta a cada empleado que trajera problemas, es decir, si nomás vienes a decirme tus problemas para que yo te los resuelva, no eres bienvenido.

Sin embargo también les dijo, eso no quiere decir que las puertas estén cerradas todo el tiempo.

Tu puedes venir a decirme que problema tienes siempre y cuando vengas también con al menos 3 soluciones que tu consideres puedan resolver el problema.

Así que creo una cultura de “Ven a mi oficina siempre y cuando traigas soluciones y no problemas”.

Si el conflicto era que:

  • Te quitan el tiempo porque sólo te traen problemas, y

  • No puedes dejar que ellos los resuelvan solos porque existe el riesgo de que cometan un error, y

  • Esto a su ves trae como consecuencia que los empleados no obtienen práctica para resolver dichos problemas,

Entonces tener una política de “Tráeme soluciones no problemas” permite que:

  • Los empleados vayan practicando como resolver los problemas de manera correcta y

  • Además existirá la tranquilidad de que no cometerán errores pues tu estarías revisando y opinando sobre SUS SOLUCIONES.

  • Si bien no resuelve el tema del tiempo en el corto plazo, si lo podrá resolver en el largo.

Si te ocurre que la mayoría del tiempo te la pasas apagando fuegos, y eso no te permite crecer, es momento de que entrenes a otros bomberos para que esto te dé tiempo a la larga y puedas dedicarte a lo que realmente es importante.

Recuerda, “Ven a mi oficina siempre y cuando traigas soluciones y no problemas”.



Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.

Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.

Sinceramente,

Víctor Salgado.


Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Delegar, saber delegar, solución de problemas, dueño de empresa que siempre soluciona problemas, responsabilidades de los empleados, cómo solucionar problemas, hacer que los empleados agarren experiencia, empleados con experiencia.


8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo