• Victor Salgado

¿Ya te acostumbraste a la mala vida?

Aventemos una rana a una olla con agua hirviendo y saltará como la loca, despavorida, haciendo lo imposible por salvar su vida, muy lógico ¿No?


Ahora cambiemos el experimento. Pongamos a otra rana en una olla con agua a temperatura ambiente, y luego pongamos la olla a fuego muy lento, ¿Qué crees que pasará con la rana?, Morirá hervida.


PERO, ¿POR QUÉ?


¿Por qué la rana en el agua calentada gradualmente no hace nada para salirse de la olla y salvar su vida?


La mejor respuesta que se me ocurre es, porque se acostumbra.


Es muy probable que en nuestros negocios, estemos metidos en una olla con agua hirviendo y no nos demos ni cuenta de lo caliente que esta la olla.


Un lunes típico: llegas a tu negocio, y te encuentras con un montón de cotizaciones pendientes por realizar en tu escritorio, un cliente te llama por teléfono para quejarse del servicio y lo atiendes, uno de tus empleados volvió a llegar tarde y le llamas la atención, el chofer no fue a trabajar y te lanzas a hacer los depósitos, las entregas y las cobranzas del día, después, hablas con tu proveedor para que te entregue mercancía que no te quiere entregar porque vas atrasado en pagos, luego, aprovechas para hablar con clientes que no te han pagado, para cuando te das cuenta ya son las 10 de la noche y tu todavía no empiezas con las cotizaciones pendientes.


Lo peor es que esto todavía no hierve.


Te darás cuenta de que esta hirviendo cuando:


Tu salud esta demasiado deteriorada, (problemas del corazón, estrés, gastritis etc).


Tu espos@ quiere el divorcio.


Tus hijos no te platican nada a la hora de comer, pues eres una persona desconocida para ellos.


O simplemente el negocio quiebra.


En un negocio podríamos pensar que la cantidad de fuegos que tienes que apagar al día es la temperatura de la olla, entre más fuegos haya que apagar, más caliente esta el agua, y entre menos, más fría.


El tema, no es la cantidad de problemas que podamos apagar o no al día, sino que estamos tan acostumbrados, ¡Que hasta creemos que es normal!


Te lo demuestro:


Pídele a un amigo tuyo de confianza, que vaya a tu negocio un día y te diga, después de verte trabajar todo el día y de enterarse de la cantidad de fuegos que apagas todo el día, si le gustaría comprarte el negocio.


Te dirá que no.


Él es una rana saltando del agua caliente, tú eres una rana acostumbrada.


Perfecto Víctor, ya te entendí, estoy en una sopa de rana y ni cuenta me he dado, ¿Y ahora que hago?


Si yo fuera rana y estuviera en esa olla, probablemente moriría de igual forma, a menos, de que tuviera manera de ver objetivamente que el agua esta subiendo su temperatura.

Un termómetro.


En los negocios es igual, si queremos evitar acostumbrarnos al agua caliente necesitamos un medidor de la temperatura, a continuación te muestro algunos medidores:


Indicadores clave de desempeño, números que te dicen como va tu negocio de manera objetiva, (Estado de resultados, Estado de Flujo de Efectivo, Nivel de servicio, Eficiencia total del proceso, rotación de inventarios, puntualidad y asistencia, por mencionar algunos).


Horas de trabajo que laboras en tu negocio, si estas trabajando más de 8 al día, ¡el agua esta caliente!


Y la más sencilla y práctica, la prueba de oro: Vete una semana entera de vacaciones, sin celular y sin computadora. Cuando regreses habrán pasado una de dos cosas:


  • Tu negocio esta igual o mejor que como lo dejaste, en ese caso ¡felicidades!

  • Tu negocio esta en crisis, y si es así, al menos te darás cuenta de que el agua esta muy caliente, Y HARÁS ALGO DIFERENTE, para que no te vuelva a pasar.


Ser operativo, (estar entregando, repartiendo, yendo al banco... etc.) no es necesariamente malo, simplemente, no es lo ideal.


Pero lo que no quiero permitirte es que te acostumbres al agua caliente, al cuento de nuca acabar, a resolver las cosas con una aspirina.


Si tus clientes se quejan de servicio, y lo que haces es hablar con ellos para contentarlos, estas tomando una aspirina, te estas acostumbrando a que se quejen.


Si en lugar de acostumbrarte haces algo para que nunca más se vuelvan a quejar, entonces estarás creciendo en la dirección correcta.


Feliz mitad de semana.

PD: Por cierto, el experimento es real, se realizó por primera vez en el siglo 19 por los científicos Heinzmann y Fratscher,


Espero este articulo te acerque más a cumplir tus metas.


Soy un Coach Empresarial exitoso sólo cuando tú eres exitoso.


Sinceramente,

Víctor Salgado.

Coaching empresarial, coach de negocios, coaching de negocios, experto en pymes, victor salgado, coach empresarial, esclavo de tu negocio, asesor de pymes, negocios pyme, tips de negocio, empresario sin tiempo.

Anécdota científica de negocios, experimento con la rana, agua caliente, aprende a separarte del negocio, vivo acostumbrado a la mala vida


 

Formulario de suscripción

Calz. del Valle Alberto Santos 255, Del Valle, 66220 Monterrey, N.L., Mexico

  • Google Places
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • LinkedIn

©2020 por Experto En Pymes